Sección 2.2

Instalación de Ubuntu

De las distintas distribuciones de Linux que existen actualmente, hemos elegido Ubuntu, una de las más ampliamente extendidas. Puede que ya tengas instalado Ubuntu en tu computadora, pero aquí damos algunas indicaciones generales sobre el proceso de instalación.

Se puede instalar la última versión o alguna anterior. En los meses de abril y octubre de cada año se publica una nueva versión de Ubuntu. La versión del 29 de abril de 2010 es la 10.04 (número de año y número de mes). La última versión publicada es siempre la más actualizada, pero también la que más fallos puede tener. Aunque se prueban exhaustivamente las versiones antes de publicarlas, muchos errores se van corrigiendo a medida que los van reportando los usuarios. Es habitual que un tiempo antes de la publicación de una nueva versión se ponga a disposición de la comunidad de usuarios una versión que se denomina "beta", una versión operativa, pero poco probada, en la que se pueden constatar las mejoras de la siguiente versión; es una versión de prueba que miles de usuarios se instalarán e informarán de las anomalías que detecten.

Por esto, te recomendamos que instales Ubuntu 10.04 LTS. Una vez realizado el curso podrás fácilmente actualizar las versiones y explorar lo que te ofrecen esas nuevas versiones de Ubuntu.

Recuerda, es tu última oportunidad para hacer una copia de seguridad a tiempo...

Instalación de Ubuntu

Logo de Ubuntu

Como ya te hemos indicado, para instalar Ubuntu debes disponer del disco de instalación. Ese disco (CD o DVD) es un disco de autoarranque, de forma que basta con que coloques el disco en la unidad de CD/DVD de tu equipo y reinicies el ordenador. Si la configuración te permite arrancar desde esa unidad (normalmente se hará automáticamente, aunque en algunos sistemas puede ser necesario pulsar una tecla al inicio o configurar la BIOS), en lugar de cargarse tu sistema operativo habitual, se cargará un programa de autoarranque desde el CD/DVD. Al cabo de un rato verás un menú que te permite probar Ubuntu o instalar Ubuntu.

Si inicias el sistema desde el CD/DVD verás la pantalla inicial de instalación, o uso en modo de prueba:

Selección de idioma

El disco incluye la que se denomina versión Live CD de Ubuntu. Si eliges la primera opción (Probar Ubuntu 10.04.1), se carga el sistema operativo Ubuntu en memoria, de forma que se puede usar para probarlo sin necesidad de instalarlo en el disco duro del PC.

Pero como estás realizando este curso, te interesa tenerlo instalado en el equipo. Con la segunda opción del menú se instala en el sistema. Primero debes seleccionar el lenguaje:

Selección de idioma español

Luego, para instalar Ubuntu, basta que pulses en la segunda opción. Se pone en marcha el asistente para la instalación de Ubuntu. En el primer paso se elige la ubicación, de la que se deducirá la zona horaria:

Selección de zona horaria

Si no está ya seleccionado, selecciona España (Madrid) y pulsa el botón Adelante. En el segundo paso se elige el teclado:

Selección de distribución del teclado

Conviene que hagas una prueba en la zona de texto, para comprobar que el que has elegido es el adecuado. Pulsa Adelante.

En el siguiente paso se prepara el disco para instalar Ubuntu, o lo que es lo mismo, se particiona. Si lo único que tienes instalado en tu máquina es un Windows XP, lo más probable es que tengas una sola partición, que albergará un sistema de archivos FAT, FAT23 o NTFS. Si tienes instalado Windows Vista, Windows 7 ó Windows 8, es posible que tengas dos particiones, una pequeñita (de unos 100 MegaBytes) y una mayor, dónde realmente se encuentra el sistema con los datos. Puedes tener incluso más.

Sea cómo fuere, si en tu disco duro no tienes espacio libre, lo primero que tendrás que hacer será crear espacio libre, para poder crear después una partición para Ubuntu. Hay varias formas de hacerlo, pero vamos a ver dos, la fácil y la difícil. Las dos proporcionan el mismo resultado.

Particiones

Una vez llegados a la pantalla de particionado:

Particionado en la instalación de Ubuntu

Si eliges la primera opción, Ubuntu creará espacio en tu disco duro, y lo preparará para la instalación, quitándoselo a la partición de Windows XP/Vista/7/8). Para ello, nos mostrará en la parte baja una barra de deslizamiento que nos permite elegir cuánto espacio queremos que tenga la partición de Windows (y el resto, será para Ubuntu). Una vez elegido, pulsaremos Adelante y comenzará el proceso de ajuste de tamaño de la partición.

Es importante que durante estos procesos de ajuste de tamaño de particiones, y reparticionado, no se interrumpa el funcionamiento (se vaya la electricidad, etc.), pues en este caso podemos obtener un sistema de archivos corrupto, y perder el acceso a los datos. También es importante que hagas antes una copia de seguridad de lo más importante que tuvieras en las particiones que vayan a ser alteradas. A mí, este proceso nunca me ha dado problemas: pero eso no quiere decir que un día no me los vaya a dar. Ya sabes: más vale prevenir. Existen programas gratuitos para hacer copias de seguridad, incluso de particiones completas (también existen programas GNU para ello).

Después, toca esperar a que el proceso se complete:

Espera para que concluya el proceso de particionado

En este ejemplo, Ubuntu habrá redimensionado (cambiado el tamaño) de la partición de Windows XP de 26.9 GB a 13.4 GB, y creado una partición para Ubuntu en el resto del disco (13.5 GB).

Vamos a ver otra manera de hacerlo, más compleja, pero también que te dará más opciones en un futuro. Para ello, debes seleccionar la última opción, Especificar particiones manualmente (avanzado), con lo que irás a una pantalla en la que se listan las particiones.

Verás que sólo aparece una (o dos, si tienes Windows Vista, 7 u 8). Escógela (o escoge la mayor) pulsa cambiar para cambiar su tamaño a uno menor:

Particionado manual

Ubuntu nos preguntará también si deseamos usar o no la partición. Le diremos que no, para que Ubuntu no "toque" las particiones de Windows (aunque podríamos decirle que la montara en un subdirectorio).

Cuándo pulsemos en Aceptar, Ubuntu nos avisará de que el cambio no tiene vuelta atrás:

Aviso de que no hay vuelta atrás en la instalación de Ubuntu

Le decimos que sí, que "todo para adelante", y esperamos a que termine el proceso de redimensionado. En ese momento, veremos que aparece una nueva entrada llamada espacio libre.

Información sobre el espacio libre

Eso es justo lo que queríamos, tener espacio libre en nuestro disco duro. Pues bien, ahora bastaría seleccionar en el espacio libre, y pulsar Añadir... para crear una partición para Ubuntu.

Pero no vamos a hacer exactamente eso, sino que vamos a crear un área de intercambio o swap. Este será una zona del disco que el sistema operativo puede usar como memoria cuándo se quede sin RAM, es decir, memoria virtual. En Windows, la memoria virtual se crea como un archivo en el sistema. En Linux, tradicionalmente, se crea cómo una zona del disco (partición) reservada a ese propósito.

El área de intercambio (swap) no es estrictamente necesaria, sólo debes crearla si vas a realizar procesos que crees que requerirán de mucha RAM, más de la que tiene tu sistema. La "regla de oro" es que crees un área de intercambio del doble de tamaño que tu RAM. En nuestro caso, vamos a crear un área de intercambio de 2 Gb. Para ello, pulsamos en espacio libre, y luego en Añadir..., seleccionamos el tamaño en 2 Gb (2048 Mb), y seleccionamos el tipo de uso (utilizar cómo) cómo área de intercambio. El tipo de partición a seleccionar da igual, pero es más sencillo si la seleccionamos primaria.

Añadir una partición

Finalmente, dedicamos el resto del espacio a una partición primaria, de tipo ext4 (es uno de los tipos de sistemas de archivos que soporta Linux, cómo Windows soporta FAT o NTFS), y el punto de montaje, cómo / (la raíz del sistema).

Añadiendo la partición raíz

Esta es una forma de hacerlo, pero hay muchas otras. Hay sistemas de archivos que se montan por red, otros que se dividen (/boot está en una partición, o se monta por red, /home está en otras particiones, etc.). Conocer que ésto se puede hacer, y cómo, te da mucha flexibilidad y potencia a la hora de crear un entorno de trabajo Linux en una entidad o una empresa.

En nuestro caso, que es sencillo, finalmente debemos obtener el siguiente esquema de particiones:

Esquema de particiones final

Tras pulsar Adelante, nos pide los datos personales, la contraseña del usuario, y el nombre de la máquina (podremos definir más usuarios y grupos una vez instalado el sistema):

Datos de instalación

Datos de instalación

Introduce los datos que se piden. Si quieres no tener que introducir el usuario (nombre para iniciar sesión) y la contraseña cada vez y que lo haga el sistema por ti, puedes marcar la opción Iniciar sesión automáticamente.

Si ya tienes instalado otro sistema operativo en el disco, el siguiente paso te permite importar algunas configuraciones del otro sistema operativo, tales como la imagen del escritorio o los marcadores de Firefox.

Migración de datos de otra instalación

Una vez que pulses el botón Adelante ya sólo te quedará una confirmación:

¡Listo para instalar!

Pulsando el botón Instalar se procederá con la instalación.

Si pulsas en Avanzado, podrás decidir si instalar o no un gestor de arranque (Grub 2) que te permite elegir entre los sistemas anteriormente instalados y Ubuntu cada vez que inicies la máquina. También te permitirá definir un proxy HTTP, por si tu conexión web no es directa:

Opciones avanzadas de instalación

Durante el proceso de instalación, irán apareciendo distintos mensajes sobre la funcionalidad de Ubuntu.

Fin de la instalación

Una vez terminada la instalación, podrás reiniciar el sistema. Ubuntu te pedirá que retires el CD de instalación antes.

Arrancando por primera vez

Al cargar Ubuntu al iniciar, aparecerá un menú para elegir el sistema operativo con Ubuntu como opción por defecto; si pasan 30 segundos sin que cambies la selección, se iniciará Ubuntu automáticamente:

Arranque Grub

Conclusiones

Normalmente la instalación no da problemas, pero puede que el sistema no consiga instalar adecuadamente algún dispositivo (tarjeta gráfica, tarjeta de red, ...) y ese dispositivo no funcione correctamente. En esos casos hay que acudir a la ayuda del sistema o buscar la solución en alguno de los numerosos foros de usuarios de Ubuntu (por ejemplo, los de Ubuntu-es). O pedirle ayuda al tutor del curso.

Existen numerosas guías de instalación y uso de Ubuntu, donde podrás encontrar mucha información útil sobre el sistema y sobre operaciones comunes, como la instalación de una impresora o una tarjeta de red. Basta con que realices búsquedas en Internet sobre "Ubuntu 10.04".

Otra buena fuente de información, sobre Ubuntu y sobre otras distribuciones, con enlaces a sitios interesantes para ampliar información, es la conocida Wikipedia.

Nota: Algunas imágenes se han obtenido del sitio web de Ubuntu o Ubuntu Hispano.